lunes, 20 de marzo de 2017

La Biblioteca y Archivo Central del Congreso, para todos



Escrito por: Lic. Santiago Caballero






¿Es el edificio con los jardines en el techo?”, me preguntó una alumna cuando le explicaba a la clase  mi lugar de trabajo. Es una hermosa percepción de un edificio con una singular, atractiva y simpática estructura. Desde la entrada por el centro de la ciudad,  efectivamente el techo se extiende verde, lleno de vida; desde la entrada central, la vista se pierde en el río y en la zigzagueante, movimentada, costanera. Es pues, un regalo para la vista, como es un obsequio para la ciudadanía, para el fortalecimiento de la democracia: la Biblioteca y Archivo Central del Congreso de la Nación (BACCN).

Con mucho entusiasmo, con sobrada paz, me compenetro con este monumental desafío para todos cuantos hemos sido convocados para  dinamizar su misión. Me ilustran que la Biblioteca y Archivo Central debe mantener y poner a disposición la memoria legislativa del  proceso histórico y político del país, por los medios tradicionales y los más avanzados de la tecnología. Esta disposición ayudará a optimizar la labor de los Señores Senadores y de los Señores Diputados, así como el trabajo de los funcionarios de ambas Cámaras, de los técnicos, de los asesores. Todo el acervo aquí disponible son un conjunto de herramientas para el mejor diagnóstico de las necesidades de la gente, para la actualización de las leyes vigentes, así como para la producción de las nuevas. Este servicio, a su vez, se expande, se proyecta, en su disposición, a todos los otros poderes del Estado, así como a las instituciones públicas y  privadas interesadas en la legislación y en  los temas complementarios.




Siempre sostuve que las bibliotecas y los archivos no son los depósitos de los libros y de los documentos. Siempre cuestioné que las bibliotecas, incluyendo las de las universidades, tuvieron horarios restringidos, solo de día y nunca los fines de semana o feriados.
Es cierto, la BACCN también guarda y custodia los diversos volúmenes, es parte de sus objetivos, y por ahora, tiene horarios restringidos. Pero su razón de ser es constituirse en puente del Congreso con la sociedad, con la gente, estar en permanente diálogo con la sociedad, con los sectores organizados o no, con los niños, los jóvenes y los adultos; porque sólo de esta forma ayudará a crear en la gente la conciencia de la importancia de las leyes como raíces, como cimientos del sistema republicano y de la convivencia democrática.
Es altamente satisfactorio ver aquí a niños y jóvenes, de forma individual o grupal, curioseando sobre las leyes, los documentos, los antiguos y los nuevos; así como, observarlos leer, debatir, representar, dibujar o interactuar con las nuevas tecnologías en los  temas de las leyes, de las producciones de autores nacionales y del mundo entero.

A la disposición de todos se encuentran los archivos y libros, en formatos tradicionales y poco a poco, en los más avanzados de las tecnologías como corresponde a un servicio moderno, ágil, en permanente cambio para mejorar y llegar al alcance de todos.
Lentamente, pero con “la puntual constancia de las constelaciones”, como dice el poema de Hérib Campos Cervera, aquí se esparcen las semillas y se abonan las cimientes porque se espera un futuro diferente.


Conocer, analizar y amar la memoria histórica de la nación, posibilitará un futuro más promisorio para todos. Así, el Congreso de la Nación implementa este espacio con la certeza de las utopías: aún no son una realidad, pero están en camino; desde la vera de la bahía de la Asunción y de la avenida costanera, propicia un permanente diálogo con la gente, para trazar todos juntos las normas más apropiadas de una sociedad justa y fraterna, donde se dé la plena vigencia de todos los derechos humanos de todos los habitantes de nuestro querido país. 

miércoles, 4 de enero de 2017

Vacaciones entretenidas en la BACCN

Dando continuidad al calendario de actividades establecidas para niños y jóvenes, la Biblioteca y Archivo Central del Congreso Nacional propone una nueva agenda para las vacaciones durante todo el mes de enero.



En el marco del año del centenario  de Augusto roa Bastos, afamado y laureado escritor Paraguayo, las actividades a realizarse durante el mes de enero en la Biblioteca y Archivo Central  del Congreso en su área infanto juvenil, tienen como eje central  las obras y vida del  autor.
Con el propósito de incentivar a los niños y jóvenes al hábito de la lectura, la BACCN preparó una serie de actividades tanto dinámicas como académicas para que los pequeños usuarios conozcan más sobre la literatura nacional y aprendan de una manera activa y divertida.


Las propuestas que se presentan durante todo el mes abarcan actividades como cuenta cuentos, show de títeres, taller de origamis, modelado en plastilina, taller de dibujo, juegos tradicionales paraguayos; y cabe resaltar que se premiarán los trabajos más originales.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

BACCN propone calendario de actividades para niños

Desde su área infanto-juvenil, la Biblioteca y Archivo del Congreso propone un calendario con variadas actividades para niños y adolescentes, las cuales se desarrollarán  dos días por semana durante todo el mes de diciembre próximo y también con miras al año entrante.
El propósito de estas actividades es la recreación para niños y que éstos aprendan a través de la diversión la importancia del hábito de la lectura. Las diferentes propuestas están pensadas para  grupos que van de 0 a 5 años, 6 a 12 años,  y 13 a 17 años; las mismas son organizadas y serán llevadas a cabo por el personal de biblioteca dependiente del área infanto juvenil.



La primera actividad está prevista para el lunes 5 de Diciembre, de 09:00 a 10:00 hs. con un taller de origamis. También se prevé para los demás días funciones de títere, cuenta cuentos, taller de artes plásticas y una obra de  teatro. El acceso es libre y gratuito para todos los chicos, quienes pueden llegar con los padres, tíos y/o abuelos hasta la nueva sede de la BACCN, ubicada en las calles Río Aquidabán y Río Ypané, a metros de la avenida costanera.



martes, 8 de noviembre de 2016

Servicios de la BACCN

 Sala infanto-juvenil

Como biblioteca al servicio público, también pensamos en los más pequeños.
Ofrecemos un área infanto- juvenil, dotada con materiales didácticos y libros para niños desde 1 a 10 años.  En cuanto a los adolescentes, también les brindamos materiales bibliográficos de acuerdo a la malla curricular establecida por el Ministerio de Educación y Cultura, es decir; contamos con libros de texto que forman parte del apoyo académico en la educación escolar básica y el bachillerato.



Contamos además con clásicos de la literatura universal y nacional, libros de poesía, historia y diversas ciencias. Cabe mencionar que las salas de lectura para el público infanto-juvenil se encuentran diferenciadas de la sala de lectura general por el tipo de actividades que se realiza a diario para los niños y jóvenes.



Desde nuestra institución, ofrecemos  este espacio pretendiendo ayudar al fomento del hábito de la lectura y  la investigación. Algunas de las actividades que se desarrollan actualmente en el área infanto-juvenil son las siguientes:

*Lectura compartida
*Interacción con materiales de lectura
*Juegos de destreza mental
*Cuenta cuentos
*Talleres de artes plásticas y origamis; entre otros.

Este servicio se encuentra disponible de lunes a viernes, en horario de  07:00 a 15:00  hs. en la planta baja de la sede de la Biblioteca y Archivo Central del Congreso de la Nación.

miércoles, 26 de octubre de 2016

BACCN presente en la expo tiflo.

“ExpoTiflo” es una exposición organizada por el programa AGORA Paraguay, el cual convoca a varias instituciones  que ofrecen servicios para personas con discapacidad visual.



El día de mañana, jueves 27 de octubre será llevada a cabo la “expo tiflo” en el salón auditorio del SNPP a partir de las 08.30 hs. La actividad a desarrollarse por el programa AGORA Paraguay, busca reunir a instituciones que prestan servicios o trabajan a favor de las personas con discapacidad visual.

La Biblioteca y Archivo Central del Congreso de la Nación (BACCN), participará de la exposición a fin de dar a conocer uno de los servicios que la institución ofrece al público, ésta vez extendiendo el alcance  de los mismos,  haciéndolos  más inclusivos. 

Dentro del Marco del tratado de Marrakech, que busca facilitar el acceso a las obras bibliográficas publicadas a personas ciegas, con discapacidad visual u otras dificultades para acceder a texto impreso; la BACCN gestionó  su inscripción como suscriptora y biblioteca cooperante a TIFLO LIBROS,  primera biblioteca argentina digital para ciegos de habla hispana.

Esta inscripción,  posibilita a los usuarios de la BACCN con discapacidad visual, acceder a aproximadamente 50.000 títulos de publicaciones de diversas ciencias y ponerlas  a disposición de los beneficiarios mediante los  dos equipos informáticos instalados con software de lector de pantalla y auriculares adecuados para leer en voz alta todo lo que aparece en texto en la pantalla.
Cabe señalar, que para la exposición se montará un stand donde los asistentes podrán usufructuar del servicio mencionado y a su vez consultar con los libros con los que ya contamos en la biblioteca en formato .rtf, y audiolibros. El evento contará con la presencia del Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Don Guillermo Sosa Flores.

Tratado de Marrakech 

Fue adoptado el 27 de Junio del 2013 en Marrakech, forma parte de un cuerpo de tratados internacionales sobre derecho de autor administrados por la OMPI. Posee una clara dimensión de desarrollo humanitario y social; su principal objetivo es crear un conjunto de limitaciones y excepciones obligatorias en beneficio de las personas ciegas, con discapacidad visual u otras dificultades para acceder al texto impreso.

Fue ratificado en Paraguay por ley N° 5.362, de fecha 24 de noviembre del 2014.

sábado, 15 de octubre de 2016

El Bibliotecario Paraguayo




Cuenta la historia que en 1836, don José Gaspar Rodríguez de Francia creó la primera biblioteca pública del país con un fondo documental de aproximadamente 5.000 volúmenes, que en su mayoría eran textos que fueron confiscados de las familias que el Dictador consideraba oligárquicas. 

También otro grupo de los  materiales fueron donados al estado, por un médico inglés que llegó al País en 1861 por pedido de Don Carlos Antonio López, quien lo había contratado en ese entonces para organizar la sanidad nacional.


En el año 1840, específicamente en fecha 16 de octubre, es que celebran los acuerdos en el Palacio de Gobierno entre el sucesor del Dr. Francia y el cuerpo Municipal ante la necesidad de proporcionar en cuanto sea posible los medios que habilitaran y franquearan la Biblioteca Nacional, que fue fundada por el Dictador Francia.


En ese momento, fue así nombrado director de la Biblioteca Nacional, el bibliotecario José Gabriel Benítez. En conmemoración a esa fecha, la Asociación de Bibliotecarios del Paraguay a partir del año 1961 fija el  “Día del Bibliotecario”

La función primordial del bibliotecario, por mucho tiempo se limitó a lo que corresponde a conservación y custodia de libros, lo cual se consideraba hace siglos como privilegio sólo para la élite imperial o sacerdotal ilustrada.
Pero luego del paso del tiempo y junto con los avances tecnológicos, esta profesión fue adquiriendo un mayor campo de trabajo, ya que los modernos sistemas de comunicación obligan a estar constantemente en contacto con las personas, difundiendo información pública, y ayudando a que ésta circule con mayor facilidad.



El papel del bibliotecario

Dentro del ámbito de la bibliotecología existen varias áreas de trabajo, pero se reconoce a cuatro que son en las que principalmente se desempeña un profesional de esta ciencia, las cuales son; el bibliotecario de conservación o popularmente conocido como archivero, el bibliotecario de lectura, el analista de contenido y el bibliotecario especializado o documentalista.

Es así que el rol en la sociedad del bibliotecario de hoy día, debe enfocarse en establecer nuevas formas de acceso al conocimiento, ya que si bien un libro se considera un capital intelectual y soporte importante para llegar a más información, el mundo actual nos ofrece  la conexión global mediante la internet; con la cual, si bien  podemos encontrar un sin fin de datos disponibles y libres; no siempre éstos son de forma veraz y organizada.

He ahí el reto del bibliotecario actual, de reunir ciertos talentos como la paciencia, la vocación de servicio, pero por sobre todo la capacidad de ser una persona emprendedora y con ganas de crecimiento constante; pues de ser depositarios de libros,  a la actualidad pasaron a ser difusores y  administradores de información especializada y documentada.