viernes, 3 de junio de 2022

Efemérides del 31 de mayo. Svetlana Aleksiévich

 

Periodismo, literatura y actividad política

 

Svetlana Aleksiévich durante un debate en el Salón Rojo de Berlín, 8 de febrero de 2011.

Fue reportera en la prensa de Narowla, en el óblast o provincia de Gómel. Desde sus días de escuela había escrito poesía y artículos para la prensa escolar y también en la revista literaria Neman de Minsk, donde publicó sus primeros ensayos, cuentos y reportajes.

El escritor bielorruso Alés Adamóvich la inclinó a la literatura apoyando un nuevo género de escritura polifónica que denominó «novela colectiva», «novela-oratorio», «novela-evidencia» o «coro épico», entre otras fórmulas. En sus textos a medio camino entre la literatura y el periodismo usa la técnica del collage que yuxtapone testimonios individuales, con lo que consigue acercarse más a la sustancia humana de los acontecimientos. Para esto tuvo que transformarse en viajera y visitar casi toda la Unión Soviética. Usó este estilo en su primer libro “La guerra no tiene rostro de mujer” (1985), en el que, a partir de entrevistas, abordó el tema de las rusas que participaron en la II Guerra Mundial. El estreno de la adaptación teatral en Moscú supuso un gran antecedente en la glásnost o apertura del gobierno soviético iniciada por su dirigente Mijaíl Gorbachov. Alés Adamóvich y Vasil Bykaŭ son las más importantes influencias que la propia escritora ha reconocido en su obra.

En Tsínkovyie málchiki (Los chicos de zinc, traducida a veces como Ataúdes de zinc), 1989, compila un mosaico de testimonios de madres de soldados soviéticos que participaron en la Guerra de Afganistán; en Zacharóvannye smertiu (Cautivos de la muerte), 1993, ofrece la visión de aquellos que no pudieron sobrevivir a la idea de la caída del gobierno soviético y se suicidaron. Voces de Chernóbil (1997), uno de los pocos libros suyos traducidos al castellano (2006) antes de ganar el premio Nobel, expone el heroísmo y sufrimiento de quienes se sacrificaron en la catástrofe nuclear de Chernóbil. Libro traducido a veinte idiomas, todavía sigue prohibido en Bielorrusia. En su última obra, Época del desencanto. El final del homo sovieticus, publicado a la vez en alemán y en ruso en 2013, procura hacer un retrato generacional de todos los que vivieron la dramática caída del estado comunista soviético.​ También ha compuesto numerosos guiones para documentales y varias obras de teatro.

Su obra es una crónica personal de la historia de los hombres y mujeres soviéticos y post soviéticos, a los que entrevistó para sus narraciones durante los momentos más dramáticos de la historia de su país, como por ejemplo la II Guerra Mundial, la Guerra de Afganistán, la caída de la Unión Soviética y el accidente de Chernóbil. Enfrentada al gobierno y la censura del presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011, Aleksiévich volvió a Minsk. Varios libros suyos fueron publicados en Europa, Estados Unidos, China, Vietnam e India.

En 2015 recibió el Premio Nobel de Literatura, por considerar su obra "un monumento al valor y al sufrimiento de nuestro tiempo". Es la primera escritora de no ficción con este premio en más de medio siglo .

En las elecciones presidenciales en Bielorrusia de 2020 Aleksiévich apoyó públicamente a la opositora Tijanóvskaya y recordó que cuando escribió un libro sobre el papel de la mujer en la Segunda Guerra Mundial comprendió que las mujeres son "la vanguardia de la sociedad". El 12 de agosto de 2020, Svetlana Aleksiévich hizo un llamamiento a Aleksandr Lukashenko para que abandone el poder: "¡Vete antes de que sea tarde, antes de que hundas al pueblo en un terrible abismo, el abismo de la guerra civil! ¡Vete!".

Aleksiévich abandonó Bielorrusia nuevamente en septiembre de 2020 con ayuda de diplomáticos de varios países, luego de anunciar en la prensa que estaba siendo vigilada por las fuerzas de seguridad del gobierno bielorruso. Vive en Berlín desde entonces.

sábado, 23 de abril de 2022

Efemérides del 22 de Abril

 1616 - MIGUEL DE CERVANTES.

Muere en Madrid, a los 68 años de edad, el novelista y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra, la máxima figura de la literatura de habla hispana. Es el autor de "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", el segundo libro más publicado y traducido en todo el mundo después de la Biblia.

Nacido en Alcalá de Henares, España​ 29 de septiembre de 1547

Fallecido el 22 de abril de 1616 en Madrid,


 El Quijote, que lo llevó a ser mundialmente conocido y a la cual muchos críticos han descrito como la primera novela moderna, así como una de las mejores obras de la literatura universal, cuya cantidad de ediciones y traducciones solo es superada por la Biblia.​ A Cervantes se le ha dado el apelativo de «Príncipe de los Ingenios».



viernes, 22 de abril de 2022

Día del libro. Día de todos los libros

 Escrito por: Lic. Santiago Caballero

Como todos los años, esta semana la Biblioteca y Archivo Central del Congreso se acicala, convoca a eventos especiales, los auspicia, llama no solo a celebrar este día del calendario sino sobre todo a valorar, cuidar y usar los libros como permanentes recursos para aprender, progresar o crecer en todos los aspectos de la vida. 

El Día del Libro es por eso un importante recordatorio de la necesidad de leer los textos, de tenerlos a mano, compartir con los amigos e interesarnos por las novedades de los temas predilectos. En nuestra sociedad, ésta es una asignatura pendiente tanto a nivel de las instituciones educacionales como en todas las instancias cívicas.



Leer no es nuestro fuerte, se puede afirmar sin temor a equivocarnos. Tan sólo miremos que en muchas familias no faltan los televisores pero no hay estantes de libros, salvo los de lectura obligatoria de la primaria y la secundaria; también es obvio que si los niños no ven que sus papás leen, ellos difícilmente tomarán esa costumbre.

Es muy saludable por eso que el Congreso lograra este espacio que además es el archivo central de la producción legislativa de antes y la actualidad. Asimismo que existan bibliotecas municipales, universitarias, públicas, privadas al servicio de la comunidad y entre estas, una muy original: las bibliotecas callejeras, creación de Aníbal Barreto Monzón y que gracias a sus gestiones ya son más de cien instaladas en las plazas, en los espacios públicos de todo el país. Y, lo mejor, la gente de las cercanías no solo las utiliza sino que las cuida, las resguarda, las pone al día con nuevos textos, donados todos ellos.

En el Día del Libro, Día de todos los libros, agradezcamos este producto cultural valioso, imprescindible, necesario, siempre útil. Desde la Biblioteca y Archivo Central del Congreso aportamos los esfuerzos y las esperanzas para que los libros nos ayuden a crecer y a empujar el desarrollo de nuestro pueblo desde la ciencia, el arte, la dignidad, el respeto, la justicia.



Comentario del autor:

Leí hace poco el testimonio de un amigo: aprendió a leer en su lejana infancia antes de ir a la escuela, gracias a un libro que pusieron en sus manos. Me emocioné. Con humildad te cuento que me sucedió lo mismo. En los hogares de mi pueblo natal, Ybycuí, el libro no era un objeto común. Sucedió que mis primos Pascual, Taní y Carmen se exiliaron en Buenos Aires por las persecuciones partidarias y en uno de los envíos de regalos vino para mí el libro de primeras lecturas UPA de Constancio C. Vigil. Fue mi primer, y por mucho tiempo único libro,  mediante el que aprendí a leer, también antes de ir a la escuela. Más adelante me llegaron las revistas BILLIQUEN, creo que también dirigidas por el mencionado autor y mediante las que avancé en las lecturas.

lunes, 28 de marzo de 2022

Efemérides del 25 de marzo. Tratados de Roma

Escrito por: Ma. del Carmen Báez

Tratados de Roma

Los Tratados de Roma, firmados el 25 de marzo de 1957, son dos de los tratados que dieron origen a la Unión Europea. El primero estableció la Comunidad Económica Europea (CEE) y el segundo estableció la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA o Euratom). Ambos tratados junto con el de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), creada unos años antes, conforman los «tratados constitutivos» de las Comunidades Europeas.

Ambos tratados fueron firmados por Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, y los Países Bajos. Tras ser ratificados por los parlamentos de cada estado, los tratados entraron en vigor el 1ro., de enero de 1958. El tratado de la CEE ha sido modificado en numerosas ocasiones. Desde entonces se ha cambiado de nombre desde el Tratado Constitutivo de la Comunidad Económica Europea al Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea y finalmente, Tratado de Funcionamiento de la Unión.

Menos relevante que el de la CEE, buscaba crear las condiciones de desarrollo de una industria nuclear.

El Tratado Euratom no ha experimentado grandes cambios y sigue en vigor. La Comunidad Europea de la Energía Atómica, no se ha fusionado con la UE y guarda pues una personalidad jurídica distinta, al tiempo que comparte las mismas instituciones.

                                   

 

                                               








Efemérides del 25 de marzo.Hans Christian Andersen

Escrito por: Ma. del Carmen Báez.


Hans Christian Andersen 

Hans Christian Andersen (Odense, 2 de abril de 1805-Copenhague, 4 de agosto de 1875) fue un escritor y poeta danés famoso por sus cuentos para niños, entre ellos El patito feo, La sirenita, El traje nuevo del emperador, y La reina de las nieves.

El valor de estas obras en principio no fue muy apreciado; en consecuencia, tuvieron poco éxito de ventas. No obstante, en 1838 Hans Christian Andersen ya era un escritor establecido. La fama de sus cuentos de hadas fue creciendo. Comenzó a escribir una segunda serie en 1838 y una tercera en 1843, que apareció publicada con el título Cuentos nuevos. Entre sus más famosos cuentos se encuentran «El patito feo», «El traje nuevo del emperador», «La reina de las nieves», «Las zapatillas rojas», «El soldadito de plomo», «El ruiseñor», «La sirenita», «Pulgarcita», «La pequeña cerillera», «El alforfón», «El cofre volador», «El yesquero», «El ave Fénix», «La sombra», «La princesa y el guisante» entre otros. Han sido traducidos a más de ochenta idiomas y adaptados a obras de teatro, ballets, películas, dibujos animados, juegos en CD y obras de escultura y pintura.

El más largo de los viajes de Andersen, entre 1840 y 1841, fue a través de Alemania (donde hizo su primer viaje en tren), Italia, Malta y Grecia a Constantinopla. El viaje de vuelta lo llevó hasta el Mar Negro y el Danubio. El libro El bazar de un poeta (1842), donde narró su experiencia, es considerado por muchos su mejor libro de viajes.

Andersen se convirtió en un personaje conocido en gran parte de Europa, a pesar de que en Dinamarca no se le reconocía del todo como escritor. Sus obras, para ese tiempo, ya se habían traducido al francés, al inglés y al alemán. En junio de 1847, visitó Inglaterra por primera vez, viaje que resultó todo un éxito. Charles Dickens lo acompañó en su partida.

Después de esto, Andersen continuó con sus publicaciones, aspirando a convertirse en novelista y dramaturgo, lo que no consiguió. De hecho, Andersen no tenía demasiado interés en sus cuentos de hadas, a pesar de que es justamente por ellos por los que es valorado hoy en día. Aun así, continuó escribiéndolos y en 1847 y 1848 aparecieron dos nuevos volúmenes. Tras un largo silencio, Andersen publicó en 1857 otra novela, Ser o no ser. En 1863, después de otro viaje, publicó un nuevo libro de viaje, en España, país donde le impresionaron especialmente las ciudades de Málaga (donde tiene erigida una estatua en su honor), Granada, Alicante y Toledo.

Una costumbre que Andersen mantuvo por muchos años, a partir de 1858, fue la de narrar de su propia voz los cuentos que le volvieron famoso.

martes, 22 de marzo de 2022

La comunicación entre empanadas y pasteles

Escrito por: Lic. Santiago Caballero

Nadie duda la importancia de la comunicación en las relaciones familiares, grupales, nacionales e internacionales. Sin embargo no pocas veces surgen las dificultades de diversas maneras. Te propongo una breve reflexión de la dificultad proveniente del lenguaje cotidiano.

Fui testigo de esta escena en mi calle. Unos obreros reparaban un caño roto subterráneo, se acerca una señora para ofrecerles unos comestibles. “Tengo bizcochuelo”, dice la mujer. Uno le pregunta: “Bizcochuelo, qué picó es eso?” Muy práctica, la señora le muestra el producto. Entonces el cliente dice: “¡Ah, torta!”  No pocas veces los términos conspiran contra los negocios y más aún contra el fácil entendimiento de los comunicantes. En otros tiempos un vendedor de empanadas jamás propalaría esto: “¡Vendo ricos pasteles! Pruebe mis pasteles de mandioca, de jamón y queso, de carne, de pollo…!” Eso sí, dirían en vez de “pasteles” empanadas. Hoy, “pastel” ya no es sinónimo de empanada, cayó en des-uso y se la usa para indicar algún tipo de tortas. No sé qué dice la Real Academia de la Lengua Española, RAE, pero la verdad de la milanesa, perdón de la torta, va por lo que acabo de describirte, más que las reales normas, se impone el uso en cada región.

Es una delicia este tema y sus semejantes. Resulta que hace unos años los manuales de enseñanza del castellano eran taxativos: existe la lengua culta y, la vulgar. O sea, para “hablar bien y escribir correctamente” debemos seguir las orientaciones de la primera y des-hechar la segunda, en todas sus formas, in totum. Sin embargo, hoy en el estudio de las lenguas, no solo del castellano, se toma muy en cuenta las particularidades de los usos, de las expresiones, de las distintas regiones. Entonces, la RAE es la primera en aceptar muchas palabras de nuestro guaraní como, por ejemplo, yacaré ya fue incorporada. Un detalle: en la definición solo figura  que designa a un animal pero se olvidaron que también significa, para nosotros, el o la amante que se introduce furtivamente en los aposentos del ser querido. Acepta, igualmente, palabras de otros idiomas al amparo de la facilidad, la comodidad de su significado; un buen ejemplo es delivery, la modalidad de entrega a domicilio de las compras impuso la palabra inglesa y se quedó con nosotros. No olvidemos que  incluso algunas palabras que antes eran consideradas de mal uso como toballa o vedera, hoy están aceptadas, no es “valle” usarlas.

En fin, el otro capítulo duro de roer para nosotros son las expresiones de uso común pero incorrectas por alguna razón. ¿Qué paraguayo no dice “me fui en Caacupé”? O sea el “en” preposición que indica resguardo, amparo, cubículo, nosotros lo convertimos en indicador de  lugar de destino. Decimos con todo desparpajo “Le tiró un libro por la cara” y nunca “en la cara”, como corresponde. O, “escribió por la pared” en vez de “en la pared”. Un cronista de un medio televisivo nos contaba que un señor, muy ofuscado por las faltas de su hijo de 15 años lo castigó con una manguera a golpes “por todo el cuerpo”, o sea, además de la falta de medios educativos dialogales del iracundo papá, también estuvo ausente la preposición en. La inmensa mayoría de los paraguayos decimos “voy a comprar para mi camisa” o “Juan compró para su celular” y todos entendemos que adquiriré una camisa para mí, no botones para la prenda y que Juan tendrá un celular, no un estuche para el aparato tan preciado e impostergable. Sobran los para, pero todos nos entendemos y no las encontramos demás.  

 “Mi hermana es lo que viene hoy”, ”Juan lo que quiere hablarte” o sea, la hermana o Juan pasan a ser del género neutro de ahí “lo que” en vez de “la que o quien ”. Algo parecido ocurre con “eso lado, esto lado, aquello lado” en vez de ese, este aquel. Le tenemos especial predilección a “todo”, así “ya comí todo”, “me bañé todo”, “leí todo”, etc. usamos el todo para indicar que concluimos una acción concreta no que la agotamos, o sea, “comí todo” es terminé de almorzar y no que comí todo lo que encontré a mi paso. “Está todo mal” es una lapidaria expresión para rechazar algo pero que contiene algunos o varios errores, no siempre está todo mal.

Tenemos serios problemas con las concordancias. Así, de los sustantivos con los adjetivos. “Rico comidita” fue la expresión de una concursante de un programa televisivo. Aplicó después la frase, literalmente, a un negocio de comidas y tan campante la imprecisión lingüística la llevó a la fama más allá de su valle. Cuando pregunto a la clase dónde está el error, invariablemente me dicen “porque suena mal”. O sea, no pasamos por el análisis del género y el número del sustantivo con el que tiene que concordar el adjetivo que lo acompaña. Las concordancias verbales son también para nosotros huesos duros de roer sobre las que hay que insistir muchas veces. Pero, siempre me llama la atención el uso y abuso del gerundio. Los cronistas y conductores de la radio y la televisión repiten hasta el cansancio “estaremos informando”, “estaremos actualizando”, “este programa está siendo presentado….Los políticos no se quedan atrás: ”estamos programando la solución posible…”, “nos estamos reuniendo para buscar una respuesta…”, “estamos esperando el momento propicio…” Los manuales de estilo siempre aconsejan el menor uso posible del gerundio; pero muy al contrario, el gerundio es nuestro predilecto en el lenguaje cotidiano y en los relatos periodísticos y políticos.  

En fin, en estos tiempos en que los usos y modismos locales son aceptados estamos ante las posibilidades de fomentar la buena comunicación, oral y escrita, con mayor libertad, con el cometido de entendernos mejor, de forma más sencilla y directa. Convengamos también que la gran fuente de tal mejoría va a ser siempre la lectura, de libros, de ensayos, que hoy mediante la tecnología se nos volvió más a mano. Las nuevas generaciones tienen en el internet el gran aliado para progresar en la comunicación, para conocer más gracias a la lectura para así progresar en la comunicación verbal y escrita. Y, no olvides que te esperamos en la Biblioteca y Archivo Central del Congreso de la Nación.

lunes, 21 de marzo de 2022

Efemérides del 21 de Marzo

 La matanza de Sharpeville tuvo lugar el 21 de marzo de 1960, en la localidad de Sharpeville, Transvaal, actual provincia de Gauteng, Sudáfrica; a unos 8 km de la ciudad de Vereeniging, cuando la policía abrió fuego contra una manifestación pacífica que protestaba contra el apartheid.



21 de marzo de 1966

En Nueva York (Estados Unidos) la Asamblea General de la ONU proclama el «Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial» en memoria de la Masacre de Sharpeville (Sudáfrica) en esta misma fecha en 1960.